10 consejos para aprender a estudiar

Lo más importante que tienes que entender es que cada día aprendes algo nuevo. Ya sea a la hora de comer una fruta o de cepillarse los dientes, habrá un nuevo concepto que tendrás que captar y aprender. Presta atención a estos consejos o, de lo contrario, te perderás las cosas que debes aprender y con las que debes vivir el resto de tu vida.

1. Tenga un lugar para todo. Al tener lugares para todos sus materiales y área de trabajo, su habitación podrá sentirse segura y organizada. Tener todo organizado evitará derrames y charcos. Si tienes un solo lugar para todo te concentrarás más al aprender en lugar de intentar alternar entre las diferentes áreas de tu habitación.

2. Utiliza tus sentidos. Detecta todo lo que no te resulte familiar y explícalo a tus padres y hermanos. Utilizar tus sentidos te ayudará a captar la parte conceptual del tema. Esto es muy importante, sobre todo cuando se trata de estudiar. Usar tus sentidos te ayudará a mantenerte organizado y te facilitará el estudio.

3. Haz pausas regulares para estudiar. Aprender y repasar la información una y otra vez puede resultar monótono y no podrás seguir el ritmo de tus estudios. ¿Cómo puedes mantenerte fresco y aprender nuevos conceptos? Haz pausas regulares. Cambia la disposición de los asientos o levántate y muévete si los asientos te resultan demasiado cómodos. Intenta que todo el tráfico se detenga por completo antes de intentar conducir un coche.

4. Subraye y resalte las notas, las facturas y la información. Es muy fácil pasar por alto cosas mientras se viaja y subrayar y resaltar las notas y la información importante le ayudará a recordar estas cosas durante más tiempo. Asegúrate de subrayar y destacar incluso cuando no estés tomando las notas o pensando en estudiarlas. Sea inteligente y conseguirá anotar en el papel cosas que normalmente no se levantaría y al mismo tiempo.

5. Revisa tus notas con regularidad; es decir, antes de acostarte y mientras te afeitas, si es posible. No repases sólo para obtener información; repásalo todo. Por ejemplo, si tienes un examen teórico el miércoles y estás repasando para él. No te limites a leer o estudiar lo que se ha tratado durante el fin de semana; repasa la lección del viernes por la noche y del sábado por la tarde.

6. Haz una lista de preguntas que debes responder antes de empezar a estudiar. Intenta conseguir toda la información que necesitas para las preguntas y haz un esquema de estudio para cada tema. Estudia tus esquemas; haz las preguntas según las hayas estudiado y asegúrate de que tus respuestas son correctas.

7. Duerme lo suficiente. Un sueño adecuado alimenta tu cerebro y te ayuda a concentrarte. Así que hazlo mientras estudias.

8. Haz una lista de preguntas que quieras responder.

9. Para cada pregunta, escribe las posibles respuestas. Por ejemplo, escribir que una prueba se llama pregunta de opción múltiple.

10. Después de escribir las posibles respuestas, vuelve a contestar a las preguntas de una en una.

11. Al final del periodo de estudio, deberías tener una buena idea de cuánto espacio tienes para cada pregunta.

12. Pide al profesor que te aclare cualquier cuestión confusa.

Normalmente, si no puedes entender algo del texto, debes pedirle al profesor que te lo aclare. Si eso no funciona, no le preguntes al profesor.

13. Estudia con un grupo o compañero de estudio. Cuando tengas dudas con amigos o compañeros de clase, pregúntales juntos para que todos podáis aprender juntos.

14. Programe horas de estudio para usted fuera de su horario habitual.

15. Abordar juntos los problemas de los libros de texto (aportando sus propias soluciones).

16. Adelántate al profesor y termina tu trabajo antes.

17. Haz algo práctico que ayude al profesor (dibujar diagramas, listados, montar experimentos).

18. Explica tus ideas a otros estudiantes.

19. Haz una lista de preguntas para ti mismo que puedan ser contestadas durante la clase.

20. Lea su conferencia dos o tres veces.

21. Programe sus tiempos de revisión.

22. Ten una recompensa para ti que te guste cumplir.

He aquí algunas técnicas de estudio positivas antes incluso de pasar una página del libro de texto:

1. Busca una zona de estudio sin distracciones. 2. Dirige tus pensamientos hacia tu material de lectura.

2. Haz un plan de estudio y cúmplelo. Sé concreto con los detalles.

3. Busca unos cuantos apuntes de estudio sobre el tema y estúdialos obsesivamente.

4. Revisa tus notas todos los días, incluso más si es necesario.

5. Lee el mismo capítulo varias veces. Estudia los patrones.

6. Haz un pequeño análisis de la escritura organizada contigo mismo: ¿Cuáles son exactamente los puntos de tus notas?

Deja un comentario